26 febrero, 2021

Tribuna de Pilar Bartolomé (Salud Laboral de CESM): «Resolver conflictos, un problema de salud pública»


La agresividad es siempre más fácil de producir que de detener. Por ello, la principal medida para afrontar la violencia laboral es la formación a los profesionales sanitarios: enseñarles a reconocer y manejar las agresiones y resolver conflictos. Así lo afirma la secretaria de Salud Laboral de CESM, Pilar Bartolomé, en un artículo publicado hoy por DIARIO MÉDICO. Para Bartolomé, “se puede afirmar que la violencia contra los profesionales sanitarios se ha convertido en un problema de salud pública, cuyo abordaje debe ser global”. Por su interés recomendamos la lectura íntegra de este artículo.

Frente colegial en pro de una ley específica de agresiones

Por otra parte, DIARIO MÉDICO informa de que el Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC) celebró la semana pasada en Madrid una reunión que marca un punto de inflexión en la actuación que este órgano realiza desde su creación en 2010, y que, según su coordinador, José Alberto Becerra, supone el inicio de una «estrategia conjunta» de los 52 colegios con un objetivo común: pedir la aprobación de una ley nacional específica contra las agresiones en el sector sanitario. La reforma del artículo 550 del Código Penal, que entró en vigor en 2015 y que considera delito de atentado la agresión física a un médico, «fue una oportunidad perdida, porque refuerza la protección ante la violencia física, pero deja inerme al médico ante la agresión verbal y las injurias al llevarlas a la vía civil», se queja Becerra.

Según recoge DIARIO MÉDICO, el Observatorio de la OMC inicia una campaña con tres líneas para ‘blindar’ al facultativo ante cualquier incidente. Elaborará una base de datos nacional que vincule cada agresión con su sentencia y las desglose por provincias. Busca la «estricta aplicación» del Código Civil; a este respecto Pilar Bartolomé, secretaria nacional de Salud Laboral de CESM, recuerda que «las iniciativas sindicales y las denuncias individuales están supliendo la labor de vigilancia que se le presupone al empresario y que viene regulada en la Ley de Prevención, que se suele cumplir tarde y mal». La tercera línea de trabajo, será la de extender al sector sanitario concertado y privado el nivel de protección del ámbito público.



Fuentes: DIARIO MÉDICO, 08-02-2016

http://www.diariomedico.com/2016/02/08/area-profesional/profesion/un-problema-de-salud-publica

http://www.diariomedico.com/2016/02/08/area-profesional/profesion/frente-colegial-en-pro-de-una-ley-especifica-de-agresiones

Be the first to comment

Leave a Reply

Google Analytics