22 octubre, 2021

Las mujeres médico evitan ciertas especialidades por no poder conciliar trabajo y familia

Conclusiones de una encuesta de CESM sobre feminización en España y Europa que se presentará este sábado en Florencia


Mujeres médico 150209

Pilar Bartolomé y un grupo de mujeres residentes (imagen compuesta)




La feminización de la profesión en Europa estaría creciendo al ritmo de España, donde más del 60 por ciento de los médicos menores de 45 años y casi la mitad de los que están en activo son féminas. Además, por la imposibilidad de conciliar trabajo y familia, las mujeres tenderían a evitar las especialidades más exigentes, como Cirugía Cardiovascular, Traumatología o Anestesiología, que requieren un mayor compromiso y que incluyen la responsabilidad de la gestión. Éstas son las principales conclusiones de la encuesta sobre feminización en Europa que puso en marcha CESM en 2013 para realizar un mapa de la feminización en el Viejo Continente.


Este sábado se presentarán los resultados preliminares del sondeo a la Comisión Permanente de la Federación Europea de Médicos Asalariados (FESM), que se reunirá en Florencia, y los datos definitivos, que en principio se iban a publicar el año pasado, previsiblemente estarán listos a finales de este mes o en marzo. «Queremos alertar a la UE de los cambios que pueden surgir dentro de unos años en los sistemas sanitarios por la creciente feminización de la profesión y así poder adecuar las relaciones laborales a la nueva realidad», explica a DM Pilar Bartolomé, secretaria de Salud Laboral de CESM.


Las conclusiones preliminares del sondeo, en el que de momento han participado los sindicatos médicos de 11 países de un total de 17, también revelan que la mayoría de las mujeres prefieren buscar un equilibrio entre su vida laboral y profesional cuando tienen hijos o familiares a su cargo, que apostar por su carrera. «El porcentaje de mujeres que están en los puestos más altos de la Medicina no llega al 30 por ciento, aunque del sondeo se deduce que no se cuestionan las capacidades de las facultativas».


Para Bartolomé, la distribución desigual entre hombres y mujeres significa que en algunas especialidades (sobre todo en las que hay que hacer guardias presenciales) se sienten las consecuencias del trabajo a tiempo parcial y la licencia de la maternidad, «como la falta de continuidad de la atención y el uso de recursos humanos de manera desproporcionada, ya que se siguen planificando jornadas de 12 y 24 horas». En España y en otros países europeos, «existe un temor generalizado a que este desequilibrio de sexo tenga un efecto negativo en sus sistemas de salud, a pesar de que no se llegan a acuerdos de flexiseguridad que posibiliten una sanidad adaptada a los tiempos actuales».


Los datos de la encuesta revelan «que hay una ausencia preocupante de un cambio profundo en nuestras sociedades en términos de corresponsabilidad para el cuidado infantil y familiar».


Además de avanzar en la conciliación de la vida laboral y familiar en el Viejo Continente, el Comité Permanente de FESM también se reunirá este sábado en Florencia para cerrar los flecos de una encuesta que ha diseñado CESM con el objetivo de conocer la situación laboral de los facultativos en la Unión Europea. Una vez recabados los datos de este sondeo, FESM hará una propuesta de convenio médico único que elevará a la UE.




FuenteDIARIO MÉDICO, 10-02-2015

http://www.diariomedico.com/2015/02/10/area-profesional/profesion/mujer-evitaria-especialidades-falta-conciliacion

Be the first to comment

Leave a Reply

Google Analytics