26 enero, 2022

La crisis pone enfermos a los alicantinos: Especialistas sanitarios muestran la repercusión en la calidad asistencial de los recortes




La crisis, que ha disparado el paro y la precariedad laboral, y estos años de recortes en la sanidad pública han puesto enfermos a los alicantinos. Es la conclusión a la que llega LA VERDAD DE ALICANTE tras consultar a diversos especialistas sanitarios de la provincia, entre los que se encuentran representantes del Sindicato Médico.


Listas de espera y pruebas


Desde las consultas médicas de los centros de salud apuntan a un aumento de los casos de ansiedad, depresión, consumo de más ansiolítico y problemas entre los crónicos para costearse y llevar a rajatabla todos los tratamientos desde que el Ministerio de Sanidad decidió desfinanciar más de 400 fármacos.


El doctor Víctor Pedrera, de atención primaria del Sindicato Médico de la Comunitat (CESM-CV), se muestra muy crítico ante los obstáculos y trabas que ha puesto la administración en la dispensación de determinados medicamentos (con la implantación de los algoritmos) y en la petición de algunas pruebas diagnósticas. «Veremos qué consecuencias tenemos», advierte el especialista, quien apunta la posibilidad de que a largo plazo se incrementen los infartos o las patologías cardiovasculares. Atienden a más pacientes con ansiedad, nervios, y aunque fue más acusado al principio, todavía llegan casos de crónicos que reconocen que no pueden pagarse todos los medicamentos porque algunos ya no están financiados. Las demoras por ir al especialista se han incrementado y se están encontrando con casos como, por ejemplo, un endocrino que tiene la agenda de 2015 cerrada. Las bajas y las sustituciones no se cubren lo que, a su juicio, repercute en la calidad asistencial, al igual que se tenga menos tiempo para atender al paciente, con medias de 7 u 8 minutos porque se pierde mucho con el sistema informático para poder recetar. «Hay un peor control», lamenta.


Su compañero, el doctor Germán Schwarz, también representante del sindicato, recuerda que menos de un 10% de los enfermos crónicos tienen todas las patologías bajo control y las medidas aplicadas por la Conselleria de Sanidad no están ayudando, cuando hay pacientes con alto riesgo que a largo plazo pueden acabar con secuelas o problemas, que supongan un mayor coste económico. Pone el caso de un paciente con el colesterol ‘malo’, que necesita de un determinado fármaco pero el sistema informático implantado les obliga a administrar otro de menor potencia para seguir con el protocolo. «Lo que están haciendo es que el médico se harte», apunta Pedrera. (…)


Fuentes: LA VERDADDE ALICANTE, 27-10-2014

http://www.laverdad.es/alicante/201410/27/crisis-pone-enfermos-alicantinos-20141027004219-v.html

Be the first to comment

Leave a Reply

Google Analytics