26 octubre, 2021

La aplicación de la sanidad “transfronteriza” en España, al albur autonómico

 

 

 

Hace apenas una semana que el BOE publicó el decreto por el que España traspone la directiva europea de sanidad transfronteriza y que supone, grosso modo, la liberalización del turismo sanitario, esto es, la libertad de los pacientes de ser atendidos en cualquier país europeo y ver reembolsados los gastos con cargo a su país de origen. Aún sin norma publicada, este derecho estaba vigente ya desde el pasado 25 de octubre, fecha límite que tenía España para trasponer la directiva. Y aun con la norma publicada ahora, el derecho está todavía por concretar.

Apunta DIARIO MÉDICO (DM), que “quedan muchos flecos por atar; la mayoría en manos de las autonomías, a las que se ha otorgado no poco margen de maniobra en la aplicación de la norma. En primer lugar, las comunidades deberán poner en marcha un sistema de cobro en sus hospitales que permita efectivamente cobrar a los europeos que acudan a España. Y no pocas están retrasando expresamente la implantación de este sistema por los costes técnicos que implica y porque, además, su ausencia es el argumento generalizado para la no implantación del copago de fármacos de consumo ambulatorio en hospitales. La segunda cuestión crucial en manos de las autonomías es la fijación de los precios. Sanidad aspiraba hace ya casi un año a establecer una lista común de precios para cada procedimiento (que son los que servirán para cobrar a los europeos y para fijar el reembolso máximo a los españoles que acudan al extranjero), pero el intento sigue siendo fallido. (…) En manos autonómicas queda también lo más trascendente: los criterios para la autorización de asistencia en el extranjero. Sanidad insiste en que la autonomía tendrá derecho a ofrecer al paciente alternativas en su comunidad (públicas y privadas) que le disuadan de acudir a Europa y el paciente a recurrir la denegación de autorización, pero eso podría demorar los plazos y sólo se ha establecido un límite de 3 meses para la primera contestación de la comunidad, pero no el resto, lo que podría demorar la decisión sine die. Con estas incertidumbres todavía sobre la mesa y la advertencia del Consejo de Estado de que la llegada de extranjeros podría incrementar las listas de espera, parece acertada la insistencia ministerial de que el impacto económico de la nueva norma es impredecible e imposible de calcular, tanto como lo será la voluntad de los pacientes de ejercer o no este derecho -concluye DM.

Críticas desde Primaria por el aumento de la carga burocrática

REDACCIÓN MÉDICA, por su parte, se hace eco de una crítica procedente del sector de Atención Primaria relacionada con el aumento de la carga burocrática, en concreto el punto por el que se establece la obligación de emitir una hoja informativa con cada receta expedida a los pacientes asegurados que se vayan al extranjero, o bien a los extranjeros en estancia temporal en España. Esta hoja, necesaria tanto para recetas públicas como para privadas, se suma al ‘papeleo’ diario al que se enfrenta el médico de AP en su consulta y recogerá la información del tratamiento necesario para facilitar el uso de los medicamentos o productos sanitarios prescritos. El colectivo considera esta nueva disposición ‘un atraso’ que aumenta la carga burocrática del médico de Familia y que, además, no aprovecha las ventajas ofrecidas por las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en materia sanitaria.

Fuentes: DIARIO MÉDICO, 15-02-2014; REDACCIÓN MÉDICA, 16-02-2014

http://www.diariomedico.com/2014/02/17/area-profesional/sanidad/turismo-sanitario-albur-autonomico

http://www.redaccionmedica.com/noticia/ap-considera-un-atraso-la-hoja-informativa-con-cada-receta-6289

Be the first to comment

Leave a Reply

Google Analytics