2 julio, 2022

El sindicato insiste en que en AP hay una “falta de planificación absoluta” por parte del Gobierno autónomo

Ante la proximidad del XXVI Congreso Aragonés de Atención Primaria organizado por el Sindicato de Médicos de Atención Primaria de Aragón (Fasamet y CEMS-Aragón), que se va a celebrar del 8 al 10 de noviembre en Zaragoza, los profesionales médicos han avanzado que se va a abordar la actual situación sanitaria de la Comunidad, caracterizada por una «falta de planificación absoluta» por parte del Gobierno autónomo, lo que genera «mucha desconfianza». «La calidad de nuestro trabajo se está viendo resentida por los recortes asistenciales que están sobrecargando las consultas y las listas de espera aumentan cada día más, ya que también tenemos que cubrir otras demandas de la población», insisten desde el Sindicato de Médicos. Según recoge EL MÉDICO INTERACTIVO, los médicos también alertan de que hay muchas trabas burocráticas, y aseguran que están sufriendo una «expoliación» de sus derechos como funcionarios. Denuncian que a partir de 2014, unos 1.200 médicos podrán dejar de ser funcionarios y pasar a estatutarios, con la consiguiente pérdida de derechos y los que no acepten este cambio dejarán de ejercer la profesión asistencial y serán relegados a puestos administrativos, con lo que habrá que contratar con otros profesionales. Además denuncia la desmotivación existente por los continuos recortes acumulados en los últimos tres años. «Desde 2010 hemos sufrido una pérdida retributiva superior al 30 por ciento y a eso se suma el recorte de días de libre disposición, que en su día se establecieron como alternativa a los incrementos de sueldo», ha asegurado.

En REDACCIÓN MÉDICA, el presidente del Sindicato de Médicos de Atención Primaria de Aragón, Leandro Calatán, alerta del abuso de la venta de medicamentos genéricos cuando los hay de marca «con el mismo precio y más calidad». Por su parte, el secretario autonómico del sindicato sanitario Cemsatse, Lorenzo Arracó, explica que se ha creado un grupo para el control del abandono del tratamiento farmacológico y ha sostenido que en el caso de fármacos caros, de entre 25 y 30 euros, y en tratamientos de larga duración «hay incumplimientos debido a la crisis». Arracó critica la «política de recursos humanos del Servicio Aragonés de Salud (Salud)» porque está realizando «recortes en lo necesario, lo asistencial, y no vemos esfuerzo en recortar» en otras áreas, como la «hinchadísima plantilla de gestión y administración». Asimismo, expresa que están «molestos» puesto que «ya se están produciendo los primeros recortes en médicos de atención primaria» y se ha hecho «sin el consenso» en la Mesa Sectorial de Sanidad, «a impulso, sin calendario».

Fuentes: EL MÉDICO INTERACTIVO, 06-11-2012; REDACCIÓN MÉDICA, 06-11-2012

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Google Analytics