26 febrero, 2021

8 CCAA tienen previsto diseñar nuevos planes de RRHH




Los planes de ordenación de recursos humanos son «el instrumento básico de planificación global» dentro de los servicios de salud, en palabras del Estatuto Marco. Según ha podido saber DIARIO MÉDICO, 8 de las 17 comunidades tienen previsto redactar nuevas estrategias. Valencia, Andalucía, La Rioja y Murcia han manifestado que buscan adecuar sus documentos sobre gestión del personal sanitario a la situación actual, mientras que las autonomías de Extremadura, Aragón, Baleares y Castilla-La Mancha no tienen ningún plan vigente.

En el caso de La Rioja, su plan, cuya vigencia caducaba a finales del año pasado, está prorrogado a la espera de negociar con los sindicatos un nuevo documento, con el 1 de agosto como fecha límite. (…)

En Valencia, la semana pasada, Sanidad expuso ante los sindicatos las nuevas líneas del proyecto, que sustituirá al plan vigente desde 2013. Según la Administración, «sus principales contenidos se han desarrollado en dos áreas: la planificación cuantitativa (sobre el pilotaje de la plantilla y la regulación de los procesos de entrada, movilidad y jubilación), y cualitativa». CESM ha manifestado sus dudas respecto a las condiciones para acceder a la prolongación de servicio (por tratarse de profesionales de una categoría deficitaria o por un proyecto personal del afectado, para asegurar la transmisión de conocimientos), y reivindica que se replantee un modelo que refuerce la atención primaria.

La Consejería de Sanidad de Andalucía asegura que uno de sus compromisos es elaborar un nuevo documento que aborde asuntos como «la estabilidad en el empleo, la ordenación de las plantillas, el desarrollo de las especialidades de Enfermería, la carrera profesional y la movilidad». Respecto al plan actual, Rafael Carrasco, vocal de hospitales del Sindicato Médico Andaluz, opina que «las previsiones sobre plantilla y desarrollo profesional han sido truncadas por la crisis». Además, reivindica que la designación de cargos intermedios deje de ser por libre designación, asunto que está en los juzgados.

En Murcia, fuentes de Sanidad señalan que en la práctica «no existe un plan global», sino que se han elaborado varios sobre movilidad por la apertura de nuevos centros, y luego otro para regular la implantación de las gerencias de área. En el documento que quieren elaborar a lo largo de este año, la Administración incidirá «en una mejor distribución de facultativos con menor número de profesionales entre las diferentes áreas (como Pediatría, Otorrinolaringología, Dermatología, etc.) y en relación con la cartera de servicios».

Sin estrategia vigente

En cuanto a las autonomías sin un plan en funcionamiento, en el caso de Aragón, Baleares y Castilla-La Mancha, fueron anulados por decisión judicial.

Baleares también presentó la semana pasada un primer borrador del plan, en el que, según fuentes de la Consejería de Sanidad, «difiere del anterior en que se trata de un plan global», tal y como exige la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Baleares, que lo anuló por regular únicamente la jubilación forzosa. El primer esbozo aborda temas como la selección de personal, la creación de un registro de profesionales y de nuevas categorías, formación, vacaciones y permisos, jornada y jubilación, que recogerá «prácticamente los mismos supuestos que el anterior».

El TSJ de Aragón anuló en julio el respectivo plan de recursos humanos porque no se analizaron los efectivos y los costes de los retiros. De momento, Sanidad está trabajando en su propuesta. Mercedes Ortín, vicesecretaria de CESM en esta autonomía, dice que el deseo del sindicato es que el nuevo plan «tenga en cuenta no sólo las salidas y entradas en el sistema, sino qué zonas son menos atractivas para los profesionales y cómo podemos incentivarles, no sólo económicamente, sino también de forma cualitativa; por ejemplo, en la carrera profesional o facilitando la formación continuada para que no pierdan habilidades si están en un centro comarcal».

En Castilla-La Mancha, la Consejería de Sanidad dice que está «identificando las áreas prioritarias de actuación» para elaborar un plan global de recursos humanos, ya que los anulados sólo regularon la jubilación y la implantación de las gerencias de atención integrada. Fuentes de CESM piden que, entre otras cuestiones, se aborde precisamente dicha integración, «puesto que la atención primaria ha quedado fagocitada por la hospitalaria».

A diferencia de las anteriores, en Extremadura fue el nuevo Gobierno autonómico, del PSOE, el que decidió suspender el plan de recursos humanos aprobado en mayo de 2015. Las únicas medidas de aplicación directa eran la jubilación forzosa a los 65 años -el Ejecutivo quiere que sea a los 67-, con posibilidad de prolongar el servicio, y la exención de guardias para mayores de 55 años, que era revocable. El objetivo de CESM, que votó en contra del plan original, es renegociar la jubilación y la prolongación del servicio, para evitar que los permisos dependan del director médico, y conseguir que los módulos para mayores de 55 años exentos de guardias se paguen.

Reevaluación

En el caso de Cantabria, fuentes de Sanidad dicen que de momento están realizando «una reevaluación del plan». Una vez finalizada, «se estudiará si es pertinente la modificación de la estrategia». La Administración afirma que «la crisis ha afectado muy negativamente en su desarrollo», especialmente en la contratación y las ofertas de empleo público. En cuanto a futuros retos, cita la conciliación laboral y familiar y facilitar la movilidad del personal y su incentivación, entre otros aspectos. En contraste, Vicente Alonso, secretario general de CESM en Cantabria, critica que el documento, aprobado en 2007, «concluyó que no habría défictis de profesionales, cuando entonces faltaban pediatras en la comunidad».

Aunque de momento no hay ninguna propuesta sobre la mesa, la vigencia del plan del País Vasco, aprobado en diciembre de 2014, caducaría a finales de este año. El documento sólo contó con el apoyo del Sindicato Médico de Euskadi, ya que «introdujo la prolongación del servicio activo hasta los 67 años como un derecho del trabajador y no como una concesión», explica su secretario, Kepa Urigoitia. Otro de los compromisos fue «reponer cada jubilación por otro médico», y, aunque parece que se ha cumplido, Urigoitia señala que ha sido «mediante la contratación de eventuales, no de interinos, como debería».

Sólo ahorro

Sin embargo, continúa DIARIO MÉDICO, los planes de recursos humanos de las comunidades de Madrid, Castilla y León, Canarias, Galicia, Asturias y Cataluña están plenamente vigentes, sin perspectivas de cambio. En Madrid, la Consejería de Sanidad destaca su «dinamismo» para adaptarse a futuras necesidades y que ha permitido rejuvenecer la plantilla. La crisis habría impedido el desarrollo de la carrera profesional. Julián Ezquerra, secretario de AMYTS, recuerda que todos los sindicatos recurrieron ante los tribunales el plan, sin éxito: «Se hizo en plena privatización y por ello se contemplan traslados forzosos, jubilaciones, etc. No es un verdadero plan y no se hace un análisis serio sobre las plantillas». En Castilla y León, Sanidad también defiende que el plan que regula la jubilación a los 65 años garantiza la atención sanitaria «buscando un equilibrio entre la generación de empleo y la renovación de las plantillas». En cambio, Mauro Rodríguez, secretario CESM en la autonomía, opina que «para los profesionales ha supuesto una falta de posibilidades de promoción profesional y una disminución de retribuciones».

En Canarias, el secretario general de CESM, Levy Cabrera, recuerda que el plan sólo regula el retiro forzoso y las causas de prolongación de servicio, «que nunca se han concedido. Cuando se aprobó en 2013, se jubiló a 200 médicos de golpe». En Asturias, el SIMPA critica que no haya «un verdadero plan de recursos humanos»; es «una foto-fija, sin previsiones», diseña la provisión de jefaturas por libre designación y la jubilación forzosa habría generado falta de especialistas. En Galicia, CESM critica que «el documento está diseñado para dar cobertura a temas polémicos», como la jubilación forzosa -que va a ser reconsiderada por Sanidad- o las unidades de gestión clínica. Médicos de Cataluña, en cambio, valora positivamente el plan del ICS, aprobado en marzo, al incluir medidas como la evaluación de directivos, aunque la central teme que a corto plazo haya déficit de profesionales.

Fuentes: DIARIO MÉDICO, 03-05-2016

Be the first to comment

Leave a Reply

Google Analytics